Skip to content

WikiLeaks y la filtración de información militar más grande de la historia

5 agosto, 2010

Ayer se hizo público que WikiLeaks adquirió 92.201 documentos oficiales secretos de la guerra de Afganistán entre 2004 y 2009, y les dio acceso al New York Times, al británico The Guardian y al alemán Der Spiegel, para que verificaran su autenticidad y constataran su significación. Al mismo tiempo que los documentos se hicieron públicos en WikiLeaks, los tres periódicos han publicado ayer respectivas secciones analizando y difundiendo la información más importante resultante de esta filtración, la más grande en la historia de las filtraciones militares, que muestra un panorama de la guerra en Afganistán bastante más devastador del que se pensaba.

WikiLeaks ya venía poniendo nervioso al gobierno de Estados Unidos con su cruzada por hacer pública toda información valiosa que les hicieran llegar. En cuanto a la decisión de su fundador, Julian Assange, sobre por qué publicar en su sitio tal cantidad de documentos reveladores él se mantiene fiel al espíritu de su organización desde sus comienzos, el de buscar transparencia y revelar “comportamiento poco ético de los gobiernos y organizaciones”, o como simplemente lo ponen en la bio de su cuenta de Twitter: “abrimos gobiernos”. Según dijo en una entrevista a The Guardian, esta colección de documentos “muestran la verdadera naturaleza de esta guerra”. También habla de la importancia de “escarbar a tiempo”, y de casos como los de los Papeles del Pentágono, donde datos de una guerra se han hecho públicos años más tarde, marcando la diferencia en que ahora se está entregando información directamente a una audiencia mucho más masiva, y que eso sólo es posible como resultado de la existencia de Internet.

Los registros completos se pueden descargar de WikiLeaks, y en cada uno de los periódicos se pueden leer análisis de la información. Según el NY Times, los datos más prominentes de lo destilado de estos archivos son: la confirmación detallada de cómo servicio de espionaje de Pakistán lidera la insurrección afgana que combate a las tropas norteamericanas, que las operaciones paramilitares de la C.I.A. se están expandiendo en Afganistán, y que los talibanes han utilizado misiles termoguiados contra naves occidentales

Los registros completos se pueden descargar de WikiLeaks, y en cada uno de los periódicos se pueden leer análisis de la información. Según el NY Times, los datos más prominentes de lo destilado de estos archivos son: la confirmación detallada de cómo servicio de espionaje de Pakistán lidera la insurrección afgana que combate a las tropas norteamericanas, que las operaciones paramilitares de la C.I.A. se están expandiendo en Afganistán, y que los talibanes han utilizado misiles termoguiados contra naves occidentales.

¿Que es Wikileaks?

Según Consumer:

Wikileaks (en español, ‘escapes wiki’) es una Wikipedia para ciberdisidentes, una ‘garganta profunda’ en la Red cuyo cometido es agujerear la cibercensura de los regímenes totalitarios para que los que la sufren puedan denunciarla libremente. Tal como puede leerse en su página web: “Nosotros creemos que la transparencia de las actividades gubernamentales conduce a reducir la corrupción, a una democracia más sólida y un mejor gobierno”.

Contra la cibercensura

En julio de este año se aprobará un proyecto de ley en Corea del Sur que obliga a todas las páginas web con un tráfico superior a cien mil visitas a registrar a sus visitantes para que no haya comentarios anónimos. En china hay 52 personas en la cárcel por criticar al Gobierno (entre ellos, periodistas, bloggers y poetas).

En Cuba, es necesario solicitar un permiso especial al Gobierno para comprar un ordenador y el acceso a la Red está limitado a los organismos públicos, los cibercafés y los “clubs informáticos para la juventud”, todos al acecho de actividades contrarevolucionarias. Durante las elecciones en Bielorrusia, el Gobierno bloqueó el acceso a los sitios web de la oposición.

En este contexto, no es difícil entender que Wikileaks tiene una función importante en determinados sitios del mundo. “Históricamente”, continúa la web, “la información ha tenido un precio: en vidas humanas y derechos civiles”. La misión de Wikileaks, por tanto, es facilitar un lugar donde esa información pueda hacerse pública sin que los informantes sean censurados, perseguidos o encarcelados.

Mientras haya gente dispuesta a llevar a cabo estas iniciativas, uno se encuentra mas protegido contra los gobiernos de los grandes intereses económicos, que por desgracia, lo hacen, el gobernar, por encima de los gobiernos elegidos por los pueblos.

Wardiary, web dedicada exclusivamente ha publicar los informes sobre la guerra de afganistan.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: