Skip to content

Game of Thrones

24 mayo, 2011
tags:

Una de las series más esperadas de la HBO es Game of Thrones, la adaptación televisiva del bestseller homónimo de George R. R. Martin. Juego de tronos, que es el primer libro de la exitosa saga Canción de hielo y fuego.

La expectación ante el estreno de la serie, parece ser que el dineral que la HBO dijo que había invertido en el primer capítulo, entre 10 y 15 millones de dólares, no es para menos. Este episodio piloto comenzó a rodarse en junio en la ciudad de Belfast y fue dirigido por Tom McCarthy, director de la aplaudida The Visitor y actor ocasional de la serie The Wire.
La serie viene dando vueltas desde que en 2007 la HBO adquirió los derechos de explotación de la saga Canción de hielo y fuego con la intención de convertirla en una serie de televisión. Entonces, contrató a David Benioff y Dan Weiss como guionistas y productores ejecutivos del proyecto. La idea era que Benioff y Weiss escribiesen todos los episodios a excepción de uno por temporada, del que se haría cargo el autor George R. R. Martin. Sin embargo, posteriormente se añadieron al proyecto los guionistas Jane Espenson (Battlestar Galactica, Dollhouse, Caprica) y Bryan Cogman (My Own Worst Enemy). “Los Soprano en la Edad Media”, fue la idea que Benioff sugirió para referirse a ese tono oscuro.

Además, para el desarrollo de la serie ha sido necesaria la creación de un nuevo idioma, el Dothraki, que será utilizado en la misma y para cuya invención se contó con el experto David J. Peterson. En total, el Dothraki se compone de 1.800 palabras y una compleja estructura.
La HBO sigue apostando, un año más, por las producciones de calidad para la televisión y demostrándonos que, en muchas ocasiones, nada tiene que envidiar la pequeña pantalla a los cines.

En cuanto al argumento, el autor de la obra ha querido destacar que el guión se mantiene fiel a su trabajo. Recordemos que la historia se desarrollaba en un mundo medieval ficticio de princesas y caballeros, aunque su actitud realista hacía que estuviera dirigida hacia un público adulto. Game of Thrones narra las violentas luchas de las diferentes familias nobles por hacerse con el control del Trono de Hierro.

Es otoño en el continente de Westeros, en un mundo en el que las estaciones han sido trastocadas por un evento sideral y duran décadas. Mientras se preparan para el largo invierno que se avecina, los habitantes de los Siete Reinos han asistido al derrocamiento de la dinastía de los Targaryen, sangre de dragones cuyo linaje se remonta a más de dos siglos atrás, por parte de los ejércitos de Robert Baratheon, libertador para unos, usurpador para otros. Viserys y Daenerys Targaryen, últimos supervivientes de la dinastía, se han visto abocados al exilio en las tierras libres del este, donde planean reunir un ejército que les permita recuperar sus reinos perdidos. Entretanto, en la fría y austera Invernalia vive Eddard Stark, Guardián de las Tierras del Norte, amigo íntimo y general del rey, con su mujer y sus seis hijos que están llamados a ser protagonistas, aun involuntarios, de acontecimientos futuros. A la muerte en circunstancias sospechosas del consejero principal del rey y cuñado de Eddard, Robert pide a su viejo amigo que abandone sus dominios septentrionales y se reúna con él en Desembarco del Rey, la capital del reino. Allí se enfrentará a las intrigas de la reina Cersey, de su hermano Jaime “el Matarreyes” Lannister, capitán de la Guardia Real, verdugo del último rey Targaryen y sospechoso de mantener relaciones incestuosas con su hermana la reina…
Como puede verse, ni siquiera el incesto es un tema tabú para Martin. Su potente prosa le permite adentrarse sin temor en los rincones más profundos de la naturaleza humana, desarrollar cientos de personajes, mezclar tramas simultáneas como sólo un maestro puede hacerlo. Diferentes puntos de vista se entrecruzan durante todo el libro, debido a la original puesta en escena que Martin nos ofrece: cada capítulo está narrado desde el punto de vista de uno de los personajes. El mundo de Westeros está construido con una riqueza abrumadora y una originalidad impresionante. Sirva como ejemplo el concepto majestuoso del gran Muro del Norte, un muro de hielo de decenas de metros de altura y espesor que cruza todo el continente de este a oeste y que protege los reinos civilizados de los pueblos bárbaros del lejano y frío norte. Los guardianes del Muro son los Hermanos Negros de la Guardia de la Noche, un cuerpo policial-militar con aires de orden religiosa que ofrece una segunda oportunidad de llevar una vida honorable a proscritos y condenados, cuya pena es inmediatamente conmutada si aceptan «vestirse de negro»” Josep Burillo .

Se acerca el invierno. Más allá de la protección de una gigantesca barrera de hielo (el Muro) en el Norte de Westeros, algo frio se agita.

Robert Baratheon, el rey de Westeros (poniente?), llega con su séquito real a Invernalia, al sur del Muro, para buscar la ayuda de su viejo amigo Eddard Stark para afianzar su reino. Al mismo tiempo, en un continente diferente, los últimos supervivientes del anterior régimen, los Targaryen, están buscando una nueva alianza para conseguir un ejército que les ayude a recuperar su reino del “usurpador” rey Robert.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: